Interiores. Seis mujeres sonrientes posan de pie una al lado de la otra. Judy Matthews, con Keats, su perro de servicio, está parada hacia el centro, delante de las otras mujeres.
Como parte de nuestras celebraciones durante el mes de la herencia hispana, nosotros, en Dicapta y la Fundación Dicapta, estamos orgullosos de lanzar nuestra serie: Reconociendo a nuestros amigos.

Para compartir esta primera historia, presentamos a una de nuestras amigas más cercanas; Judy Matthews.

Judy ha sido nuestra mentora, nuestra compañera, nuestra inspiración, y, lo más importante, nuestra amiga desde 2006.

Como parte de nuestro Comité Asesor, la dulce Judy siempre ha estado lista para ofrecerte su mejor sonrisa; incluso en momentos de miedo o oscuridad, ella ha sido clave para alcanzar nuestras metas.

Tenemos demasiadas historias que compartir sobre su papel en la orientación de nuestros pasos para hacer de este un mundo accesible para las personas con discapacidades sensoriales. Nos gustaría elegir una para contarte hoy, pero ¡es realmente difícil elegir solo una!

Digamos que quien tiene contacto con ella, llega a conocer el significado real de inclusión, amabilidad y compasión. Una vez que alguien ha sido tocado por su magia, no tiene otra opción que hacer todo lo posible para apoyar la accesibilidad y hacer que los productos y servicios estén disponibles para familias, niños y adultos con discapacidades.

Judy vino con nosotros cuando nos acercamos a la Comisión Federal de Comunicaciones, hace casi diez años, en busca de atención sobre las necesidades de los hispanohablantes con discapacidades sensoriales. Ella se ha sumado a nuestros esfuerzos en el desarrollo de tecnología y ha sido clave en la concepción de Access4All (una de nuestras nuevas iniciativas). Judy creó el ícono sonoro que usará Access4All como estándar para la  identificación de la disponibilidad de contenido visual accesible. También ha apoyado esfuerzos para la realización de eventos de arte accesibles y bilingües, tales como conciertos y obras de teatro.

Después de vivir la mayor parte de su vida en Florida, nuestra amiga cubana, Judy, su esposo Casey y Keats, su perro de servicio, se van a Colorado. La vamos a extrañar en Florida, pero, gracias al amor y la tecnología, continuaremos involucrándola en cada nuevo esfuerzo para hacer que los medios sean accesibles para las personas con discapacidades sensoriales.

No podemos terminar este breve reconocimiento, y agradecimiento a Judy, sin mencionar su voz angelical y su talento musical que ahora está volando con ella a Pikes Peak. Para apreciarlo, solo escucha este video.

¡Felicitaciones, Colorado, tienes mucha suerte de recibirla!

Judy, te queremos mucho. No importa dónde te encuentres, estás con nosotros para siempre.

 

 

regresar índice blog regulación